Yely's BLOG

5 Ways to Create a Healthy Meditation Habit 

“Prayer is you speaking to God. Meditation is allowing the spirit to speak to you.” – Deepak Chopra

By Yely Staley
July, 2015 

If you have been curious about meditation but can’t really understand how it really works and why so many people are jumping into this magnificent practice, then welcome! The best way I like to explain meditation is by using technology so I will compare ourselves to a smartphone.  A smartphone has the capability to run many applications at the same time.  We may start our day by checking the weather, then playing some music, and while the music is playing, we decide to check our emails and then also check our news feed on our favorite social media, etc.; there is so much going on all at once.  The same thing happens with and in our minds. Imagine that every application we have opened in our smartphone is a thought that we have opened in our mind. We may start our day by thinking about all the things we need to get done during the day, then we start thinking about what we are going to eat for breakfast and at the same time we are telling ourselves that we need to rush and get out of the door in order to avoid traffic and so on. You get the picture. We have 50 to 70 thousands thoughts per day and they keep coming in unmonitored and often even uninvited.

That is where a solid practice of meditation can come handy. Just as we shut down all the open applications in our smartphone at the end of the day and turn on the “Do not disturb” button while it charges, the same thing is very much needed for our minds. We also need to shut down all the “open” thoughts and place a “Do not disturb” sign at our door while we charge ourselves while meditating.  Meditation helps us to be still and aware of the thoughts that come into our minds. By meditating, we learn to observe our thoughts, including why they make us feel a certain way, and understand and accept them for what they are. Acknowledging our thoughts, which ultimately causes emotions and feelings within us, should be observed without judgement because after all there are no right or wrong emotions, what is important is how we decide to react to those emotions. We meditate to connect with our inner-self and therefore we should embrace the thoughts and feelings that occur during our meditation.

The more we practice, the more we learn to be in tune with our inner dialog and our thoughts. This increases our chances to become more balanced, centered and at peace with ourselves and with the world around us.

I recommend these 5 ways to create a healthy meditation habit:

1) Commit for 21 Days Straight.
I am a true believer that if you want to add a new healthy habit to your lifestyle, you need to seriously commit to it for 21 straight days. After 21 days, the habit becomes part of your routine. You will not see it anymore as a chore as it will be more of a habit, just like brushing your teeth.

2) Set Up a Daily Alarm at the Same Time Every Day.
Just as we create appointments for going to the dentist or taking our pets to the groomer, you also need to set up an appointment with your meditation practice. Therefore, set up a daily alarm in your smartphone. Make sure you pick a time that works best for you every single day. Yes, that includes week days when you are at work and weekends when you are with your friends or family. Honor and respect that appointment with yourself and really own your meditation practice. Start with just 5 minutes per day and when you feel more connected with your practice begin to increase the time by adding another 5 minutes every few weeks.  I personally mediate for at least 30 minutes each day but everyone is unique and just 5-10 minutes per day will yield amazing results! Experts also suggest that the best time for us to meditate, in order to gain its benefits, is early morning soon after we wake up and before we start our day because our minds and bodies are already relaxed. 

3) Create a Support Group.
For some, having a support group when trying to reach a goal is useful. If you are one those people, then share your intentions with your best friend, your spouse or whoever is your go to person for love and support. By sharing, you feel accountable for the results and your support group can help you to stay with the program.

4) Build your magical Meditation Space.
You do not need to go all fancy and spend crazy money in creating your magical space. I love the quote “do what you can, where you are with what you have.” So all you have to do is to find a place in your home where you can be quite, free from interruptions and where you can also feel safe and at peace. You could also collect pillows or cushions and place them in this room so when you sit in a comfortable sited position on the floor or on a chair, they are reachable and nearby. Make sure your meditation place offers you a soft light. You could also decorate this room by adding some nice aromas with aroma therapy candles and incense.  You can add nice sounds with meditation music (check out my ‘YogaYely [Meditation]’ album on Spotify!).  Keep a few nice inspirational books in the room along with any of your favorite mantras and maybe even a statute of your favorite Buddha.  During your meditation, you could also hold onto a meditation  mala for focus. You add to your meditation space anything else that resonates with you and brings you a sense of peace and focus. With time and practice, you will be able to meditate anywhere, anytime!

5) Breathe and Be Aware.
Breathing is vital in any meditation practice. Whichever technique you decide to choose, it all starts by bringing our awareness and focus to our breath. By taking deep breaths in and out, for at least 5 times, it will be a great way to begin. Feeling the sensations of our breath in and out through our nostrils and the movement of air through our nose, down to our throat, expanding our chest and ribs, down to our belly and so on. Being aware that our focus may be going back and forth, but we can still have the power to choose to remain aware by bringing our awareness back to the rhythm of our breath again, whenever we found our minds wondering. We can meditate for as long as we want to and need to.  You can also set up a timer. If you have an iPhone like I do, one of their ringtones is called “Meditation” and it is a nice sound of a Tibetan bowl!

If you would like to learn more about meditation, below I’m sharing a few of my favorite websites that you can visit and read more about this fascinating topic. As always, I am sharing from my personal experience, and I sure hope you find this information useful and inspiring for you to try and start your own meditation practice. If you would like to take it to next level then sign up for a private session with me by clicking HERE Our duty as human beings is to nurture our mind and soul so we can obtain an overall peace within ourselves and therefore with every living being around us, including animals and nature.

Love, Peace, Light & Kale! ~Namaste.


Online sources for learning more about Meditation 
a) 100 Health Benefits of Meditation
b) Meditation 101: Techniques, Benefits & Beginner’s How-to
Blog en castellano

 5 MANERAS DE CREAR EL HÁBITO SALUDABLE DE LA MEDITACIÓN

"La oración eres tu hablando con Dios. La meditación es permitir al espíritu hablar contigo." - Deepak Chopra.

Por Yely Staley
Julio, 2015


Si has tenido curiosidad acerca de la meditación, pero realmente no puedes entender ni cómo funciona ni por qué muchas personas están acogiendo esta magnífica práctica, entonces eres ¡bienvenido! La mejor manera como me encanta explicar la meditación es usando la tecnología, así que voy a compararnos con un teléfono inteligente (“teléfono”). Un teléfono tiene la capacidad de ejecutar muchas aplicaciones al mismo tiempo, por lo que podríamos empezar nuestro día chequeando el estado del tiempo, luego poner un poco de música, y mientras suena  la música, decidimos revisar nuestro correo electrónico y chequear también las nuevas noticias publicadas en nuestro respectivos medios de comunicación social favorito, etc.; hay muchas cosas y todas están sucediendo al mismo tiempo. Lo mismo sucede con y en nuestras mentes. Imagina que cada una de las aplicaciones que hemos abierto en nuestro teléfono son pensamientos que hemos abierto.  Al empezar nuestro día estamos pensando en todas las cosas que tenemos que hacer durante el día, luego empezamos a pensar en lo que vamos a comer para el desayuno y, al mismo tiempo, nos estamos diciendo a nosotros mismos que tenemos que salir corriendo por esa puerta con el fin de evitar el tráfico y así, sucesivamente. Ya te formaste la idea.  Tenemos en nuestra mente entre 50 y 70 mil pensamientos al día y así continúan llegando a nuestra mente sin control y a menudo, a veces llegan sin ni siquiera haber sido invitados.

Es ahí donde una práctica sólida de meditación nos viene de mucha ayuda. Del mismo modo y así como al final del día cerramos todas las aplicaciones que tenemos abiertas en nuestro teléfono, y encendemos el botón de "No molestar" al acostarnos a dormir, necesariamente lo mismo tenemos que hacer con nuestra mente. También necesitamos cerrar todos los  pensamientos que tengamos "abiertos" en nuestra mente y colocar en la puerta un cartel que diga "No molestar" mientras nos estamos recargando al meditar. La meditación nos ayuda a estar tranquilos y permanecer conscientes de todos los pensamientos que vienen a nuestra mente. Al meditar, aprendemos a reconocer nuestros pensamientos e incluso, aprendemos el por qué ellos nos hacen sentir de una determinada manera, comprendiendo y aceptándolos por lo que son. Reconociendo nuestros pensamientos, que son los que provocan nuestras  emociones y sentimientos, podemos analizarlos sin hacer juicios porque al final y después de todo, no hay  emociones buenas o erradas, pues lo más importante es cómo nosotros decidimos reaccionar ante esas emociones. Meditamos para conectarnos con nuestro yo interno y por lo tanto, debemos acoger los pensamientos y sentimientos que se produzcan durante la meditación.

Cuanto más practiquemos, más aprenderemos a estar en sintonía con nuestro diálogo interno y con nuestros pensamientos. Esto aumentará nuestras posibilidades de estar más equilibrados, enfocados y en paz con nosotros mismos y por lo tanto, con el mundo que nos rodea.  

Aquí les recomiendo estas 5 maneras para crear el hábito saludable de la meditación:

1) Comprometerse por durante 21 días consecutivos.
Yo soy una fiel creyente de que si queremos agregar un nuevo hábito saludable a nuestro estilo de vida, tenemos que comprometernos seriamente a ello por un lapso de 21 días consecutivos. Después de esos 21 días, se convertirá en un hábito y será  parte de nuestra rutina. No lo verás más como una tarea sino que ahora será un hábito más, como así lo es el cepillarse los dientes.

2) Configura una alarma diaria para una misma hora todos los días.
Del mismo modo como hacemos una cita para ir al dentista o para llevar nuestra mascota a la peluquería,  así también necesitamos hacer una cita para practicar la meditación. Por lo tanto, coloca una alarma diaria en tu teléfono y asegúrate de elegir el tiempo que todos los días mejor funcione para ti; y si, eso incluye los días de la semana cuando estás en el trabajo y los fines de semana cuando estás con tus amigos o familiares. Honora y respeta esa cita programada contigo mismo y haz de la práctica de la meditación parte de ti. Comienza con solo 5 minutos al día y cuando te sientas más conectado con tu práctica, ve aumentando el tiempo agregándole 5 minutos más, cada semana, y así sucesivamente. Yo, particularmente medito por lo menos 30 minutos cada día pero, cada ser es único y si lo haces por sólo 5 o 10 minutos todos los días, obtendrás resultados ¡sorprendentes! Los expertos sugieren que el mejor momento para meditar y poder obtener sus beneficios, es temprano en la mañana al levantarnos y antes de empezar nuestro día porque nuestras mentes y cuerpos están ya relajados

3) Crea un grupo de apoyo.
Para algunas personas es muy útil tener un grupo de apoyo cuando se trata de alcanzar una meta. Si tú eres una de esas personas, entonces comparte tus intenciones con tu mejor amigo, con tu cónyuge o con aquellos que te amen y apoyen. Al compartir, te sentirás responsable por los resultados y tu grupo de apoyo puede ayudarte a que continúes con el programa.

4) Crea tu espacio mágico para meditar. 
No tiene por qué ser lujoso ni tienes porque gastar mucho dinero para crear tu espacio mágico. Me encanta la frase que dice: "haz lo que puedas, dónde estés y con lo que tengas". Así que lo  único que tienes que hacer es encontrar un lugar en tu casa donde puedas estar tranquilo, libre de interrupciones y donde también puedas sentirte seguro y en paz. También puedes seleccionar almohadas o cojines y colocarlos en ese espacio, y así estarán a tu disposición cuando te sientes cómodamente en el  piso o en una silla para practicar tu meditación. Asegúrate que el lugar de tu meditación te ofrezca una luz suave. También puedes decorar tu espacio añadiendo aromas agradables con velas de aromaterapia o palitos de  incienso, o sonidos agradables con música de meditación (ver mi album 'YogaYely [meditación]' en Spotify), colocar libros de inspiración que contengan tus mantras favoritos y quizás, agregar hasta una estatua de tu Buda favorito. Durante tu meditación podrías hasta sostener un mala para ayudarte a mantener el enfoque. En fin, puedes agregar a tu espacio de meditación cualquier otro detalle que vaya en armonía contigo y que consideres te otorgue una sensación de paz y de enfoque. Con tiempo y práctica, meditarás donde sea, cuando sea.

5) Respira y se consciente.
La respiración es vital en cualquier práctica de meditación. Cualquiera sea la técnica de meditación que decidas elegir, todas empiezan llevando nuestra conciencia y enfoque hacia nuestra respiración. Una buena manera de comenzar es tomando respiraciones profundas y expulsar el aire por lo menos 5 veces seguidas. Siente las sensaciones de la respiración cuando aspires y expulses el aire a través de tus fosas nasales, y siente la entrada del aire a través de tu nariz y bajando por tu garganta, y como se va expandiendo tu pecho y costillas, y va bajando hacia al abdomen, y así sucesivamente. Se consciente de que puedes llegar a perder el enfoque en tu respiración, pero siempre tendrás el poder de elegir  permanecer consciente con tan solo enfocar de nuevo tu atención al ritmo de tu respiración, cada vez que encuentres tu mente divagando. Podemos meditar por el tiempo que así lo queramos y necesitemos  y si tienes un iPhone, como yo, puedes configurar tu reloj con un tono de alarma llamado "meditación" que es el sonido agradable de un ¡bol tibetano!

Si quieres aprender más acerca de la meditación, a continuación comparto algunas de mis páginas favoritas en internet (en inglés) que puedes visitar para leer más sobre este fascinante tema. Como siempre, estoy compartiendo contigo mi experiencia personal, y espero que encuentres esta información útil e inspiradora para que intentes y te animes a comenzar con tu propia práctica de meditación. Si te gustaría tomar una clase privada conmigo puedes registrarte haciendo clic AQUÍ . Nuestro deber como seres humanos es nutrir nuestra mente y el alma para así poder lograr obtener una paz total con nosotros mismos y, con todos los otros seres vivientes que nos rodean, incluyendo a los  animales y la naturaleza.

Amor, Paz, Luz y Lechuga. ~ Namaste.


Fuentes en inglés por internet para aprender más acerca de la meditación:
1) 100 Beneficios saludables  de la meditación
2) Curso 101 Para Principiantes:  Técnicas y Beneficios de la Meditación

LET’S CONNECT

I would love to connect with you so please feel free to drop a few lines to say hello!
If you have any questions with regards to my yoga classes, meditation sessions, or about a plant based lifestyle, ask them here!  
If you would like to share any ideas on how we can collaborate and work together, let me know!  

Thank you! Your submission has been received!

Oops! Something went wrong while submitting the form :(